Un jubilado fue asesinado alevosamente de un tiro en la cabeza en intento de robo de su auto. Fue en Morón sur al ir a visitar a su hija. Hoy se detuvo al sospechoso de ser el autor del crimen

El asesinato del jubilado de 73 años fue un hecho criminal cruel y alevoso. Halló la muerte cuando intentaba ir a visitar a su hija. El delincuente que logró huir en el momento, habría sido atrapado al otro día tras una rápida tarea investigativa de la Policía. El sospechoso detenido tendría 27 años.

En horas del mediodía, el hombre, jubilado, llegaba a visitar a su hija, en Morón sur, tras haber ido a la peluquería. Estaba estacionando su automóvil Chevrolet Prisma en la puerta de la vivienda, cuando de golpe, se le aparece un delincuente y, aparentemente, se produce un forcejeo , en medio del cual, recibe un balazo en el cráneo que le causó la muerte casi en el acto y su cuerpo quedó en el asiento del acompañante y con un pie en el asfalto. La infortunada víctima, Cristobal Hidalgo, 73 años, encontró así la muerte en forma inesperada y cruel. Sucedió en Morón sur, en  la calle Concejal Miguel Ramella al 2100, entre Pola y Padre Juan Castañer, cerca del limite con el partido de La Matanza. Al asesino, que no pudo concretar el robo, lo esperaba otro auto en la esquina con al menos un cómplice, por lo que pudo escapar. Los efectivos policiales que arribaron al lugar prontamente, llevaron a cabo los peritajes en la escena del crimen, donde secuestraron un proyectil. Javier, yerno de la víctima, contó a la prensa que su suegro, quien vivía en La Matanza, fue “a ver a su hija y no llegó a bajar del auto”. Para reclamar justicia, varios vecinos se concentraron en el lugar del crimen y con aplausos y gritos, también pidieron mayor seguridad. Una de ellas, contó que para ella “quiso entregar el auto pero estas lacras lo mataron igual, perdimos a otro vecino”, se quejó la mujer, en medio de un inocultable dolor. Mientras los investigadores intentaban ubicar alguna cámara de seguridad que hubiera podido captar el hecho y como escaparon los delincuentes. El fiscal Sergio Dileo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Morón, investiga el aberrante crimen, y la causa quedó caratulada como “homicidio criminis causa”, que prevé la pena de prisión perpetua. La autopsia, mientras tanto, se realizaría en las horas siguientes en la morgue judicial local. Dileo supervisó en el lugar la labor de la Policía Científica. 
Detenido : A la vez, el funcionario judicial de Morón, había dispuesto varias medidas, con el fin de poder dilucidar el crimen, algo que, en principio, se habría podido concretar al lograr los investigadores de la DDI de Morón, detener al sospechoso de haber concretado el brutal crimen. Fue en Morón sur también, cuando iba caminando a la altura de las calles Burgos y Santa Teresa, y se trataría de un hombre de 27 años.