La viuda y el hijo de Pablo Escobar declararon en Morón ante la Justicia. También el ex-jugador de Boca "Chicho" Serna. Los tres están acusados de tener relación con hechos de lavado de dinero

Ya pasaron los tres a declarar por Morón. Son la viuda y el hijo del narco Colombiano Pablo Escobar gaviria. También el ex-jugador de Boca, Chicho Serna. En 10 días, el Juez deberá expedirse sobre en que situación procesal finalmente quedarán los imputados. 

La viuda y el hijo de de Pablo Escobar Gaviria, imputados del delito de lavado de dinero proveniente del narcotráfico fueron indagados por la Justicia en Morón. María Isabel Santos Caballero y su hijo, Juan Sebastián Marroquín Santos, estuvieron acompañados por su abogado defensor, Ezequiel Klainer, y no declararon pero presentaron un escrito con documentación respaldatoria para defenderse. Eso fue el lunes 14, y las declaraciones indagatorias fueron tomadas por el juez federal Néstor Barral, titular del Juzgado Federal N° 3 de Morón y el fiscal Sebastián Basso. A los dos días, por la misma acusación, también lo hizo el conocido ex-jugador de Boca, Mauricio “Chicho” Serna, y del mismo modo que lo hicieran la viuda e hijo del capo narco colombiano Pablo Escobar Gaviria, presentó su descargo por escrito. Los tres se encuentran imputados en el mismo expediente, y están sospechados de haber prestado "colaboración esencial" para que el ciudadano colombiano José Piedrahita Ceballos, detenido en su país natal a la espera de ser extraditado a la Argentina y a los Estados Unidos, y el abogado y empresario argentino Mateo Corvo Dolcet llevaran a cabo una operatoria de lavado de activos en la Argentina. En el escrito presentado por la viuda y el hijo de "El Patrón del Mal" negaron conocer que Piedrahita Ceballos era un narcotraficante. La acusación que pesa sobre Serna es de la supuesta “venta simulada” de una propiedad suya en el country San Diego a Piedrahita Ceballos. El ex jugador de Boca admitió que vendió la propiedad al presunto jefe de la banda, pero se desvinculó de las operaciones posteriores. Ahora deberá pasar el plazo de diez días para que el juez Barrral resuelva la situación procesal de los imputados.
0