El Gallo a Mendoza. Juega ante Independiente Rivadavia que está muy comprometido. En cambio Morón va en busca de mantenerse sin alejarse de los puestos de arriba


Morón en un viaje que tiene sus riesgos, mas que nada, porque enfrenta un equipo que está realizando una campaña pobre, y necesita rehabilitarse urgentemente, sobre todo, ante su gente. Sin embargo, el Gallo también tiene sus necesidades, porque si bien, en las últimas fechas, salió de la zona del descenso, no se puede descuidar, porque con un par de caídas, bien podría volver a comprometerse. La levantada que tuvieron los de Walter Otta, con ya 5 fechas invicto, le habían permitido arrimarse algo mas a los primeros puestos, incluso, en la otra fecha anterior, ingresando a la zona de los que clasifican al reducido por el segundo ascenso. Tampoco está descartado, ilusionarse con la posibilidad de pelear el ascenso directo, puesto que al no haber ningún candidato ni equipo que se despegue, están todos muy parejos, y un par de victorias seguidas, le brindaría esa posibilidad. Entonces, viaje con riesgo para el Gallo en la tierra del sol y el buen vino, pero con confianza en sus fuerzas que lo califican como equipo complicado para cualquier rival. Lo espera el equipo de Pablo De Muner, el DT que desde que asumió hace tan solo 4 fechas, intenta enderezar el rumbo del equipo mendocino. Vamos Gallo !!.