Traficaban en el Oeste cocaína y marihuana oculta en el interior de réplicas de trofeos de la Copa del Mundo. Tras allanamientos resultaron detenidos seis integrantes de los "Narco Campeones"

El grupo narco intentó aprovechar la fiebre mundialista para ocultar cocaína y marihuana en el interior de las réplicas de la Copa del Mundo. Los allanamientos y detenciones dieron por tierra con el objetivo de la banda.

Varios allanamientos realizados en un asentamiento del partido de La Matanza, culminaron con seis sospechosos detenidos (tres de ellos, paraguayos) acusados de integrar una banda narco que traficaba cocaína y marihuana oculta en el interior de réplicas de trofeos de la Copa del Mundo. Los delincuentes aprovechaban la fiebre del Mundial que se lleva a cabo en Russia, para poder comercializarla, y no generar sospechas, pero no les terminó saliendo bien. El operativo, cuya investigación se inició el año pasado, se llevó a cabo en el barrio de emergencia Villegas, de Isidro Casanova. Allí, los efectivos de la Delegación La Matanza de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, que sostuvieron la investigación por instrucción del juez federal de Morón, Pablo Barral. detuvo a los seis integrantes de la banda narcocriminal, que se la denominó "Narcocampeones". Además, se procedió a secuestrar un kilo y medio de cocaína y marihuana, escondidos en una réplica de la Copa del Mundo, y dos armas de fuego. La policía también incautó dos vehículos de alta gama, que la banda, es especula, utilizaba para distribuir la droga en distintos puntos de la zona oeste del conurbano. Según se informó, también habrían prestado su colaboración, mujeres que luchan contra el Paco, aglutinadas en ONGs. El Ministro Ritondo, en el acto de presentación de los resultados del operativo, afirmó : "Permanentemente hay que dar batalla al narcotráfico porque cuando le sacamos drogas, armas, autos y le cortamos el camino, a ellos les duele mucho. Que sepan que vamos por ellos siempre”.  También estaban presentes el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, el juez Federal de Morón, Pablo Barral y la fiscal general de La Matanza, Patricia Ochoa.