Morón empató y desaprovechó una gran oportunidad para pelear la punta. Igual está muy cerca de cumplir con sus otros objetivos : olvidarse del descenso y entrar al reducido

Al Gallo le está costando mucho cerrar de local, partidos favorables. Lo demuestra el hecho que, en el Urbano, lleva 4 seguidos sin poder ganar. Son partidos que terminan siendo empates, que al hacer un balance, sus méritos suelen ser mayores que los de la visita. Sin embargo, no puede aprovechar los buenos momentos y ganarlos. Como sucedió con Boca Unidos y como pasó con los anteriores. 

Probabilidades : El Gallo en estos momentos es un contrasentido. Porque ?. Porque si uno piensa que Morón hace 11 partidos que no pierde, es para valorarlo, y para destacar que se trata de una gran racha. Pero, a la vez, si uno piensa, que viene de 4 empates consecutivos de local, claramente demuestra que no se pueden perder esos puntos, si de alcanzar la punta y pensar en el ascenso directo se trata. Y esto mismo, es lo que no permitió hasta el momento,por ejemplo, olvidarse del promedio del descenso, aunque prácticamente, ya casi casi se puede decir que está salvado. En cambio, los otros dos objetivos, parecen ya algo mas difícil, sobre todo el de alcanzar o pelar la punta para el ascenso directo, ya que este empate lo alejó bastante de toda posibilidad. El de entrar al reducido, si bien en esta fecha quedó ahí, a tan solo un puntito, tiene amplias posibilidades de ingresar entre los ocho que pelearán por el segundo ascenso. Porque tiene un partido menos que un par de equipos, y porque están muy parejos todos, separados por 3 apretados puntos que separan al 2º del 9º. El promedio del descenso ya casi ni preocupa, puesto que solo una catástrofe lo volvería a poner a pelear por no descender en esa zona roja.
El Partido : Muy parecidos los últimos cuatro empates consecutivos que lleva el Gallo. Parece raro, pero a Morón le está costando mucho ganar de local. Ante Boca Unidos de Corrientes, como con Aldosivi, y como ante Mitre, Morón intercaló buenos pasajes en los que parecía que realmente tendría que ser el ganador, cono otros malos, en donde aparecen dudas, y en los que corrió también cierto peligro de perderlos. Si se hace un balance de los 90 minutos ante los correntinos, los de Walter Otta, quizás, hayan hecho mas méritos que su rival, pero le está costando resolver y liquidar los partidos. Morón lo tuvo y tenía todo para ganarlo, pero un descuido le brindó a los Correntinos alcanzar el empate y llevarse un punto para el litoral, algo que no parecía como cercano. Esta vez, reaparecieron dos figuras muy importantes en este plantel, como lo son Gerardo y Pichín, por eso, se confía que ese será otro elemento que podrá sumar y ayudar a que Morón levante el nivel, y pueda cumplir con sus objetivos.