Morón se complicó para clasificar al reducido por el segundo ascenso a la "A". La caída ante Dálmine le redujo las chances. Aún puede lograrlo pero deberá esperar otros resultados

Un partido desfavorable para el Gallo en todo su transcurso. Nunca Morón estuvo en partido, y el resultado, mas allá de los errores arbitrales, fue justificado. Se esperaba mucho mas de un equipo, que sin embargo, ya cumplió con su principal objetivo, y es solo para elogiar su buena campaña en general de esta temporada.




Morón llegaba a este partido, tranquilo y relajado por un lado. Haberse asegurado en el partido anterior la permanencia en la categoría le brindaba esa satisfacción de cumplir con el primer y máximo objetivo. Por potro lado, se presumía que también llegaría motivado. Estar a un paso de clasificar para pelear por el segundo ascenso a primero, tendría que ser motivo suficiente para estar motivado y encendido. Sin embargo, en este partido ante Villa Dálmine, no pareció que el equipo estuviera motivado, y no se sabe, si casualidad o que, Morón jugó, quizás, su peor partido del campeonato, perdiendo en forma amplia e inobjetable. Esto le ocasionó un retraso importante en sus chances de entrar al reducido, y ahora, mas allá de tener que ganar si o si, su partido de local ante el lobo Jujeño (33), Morón (32) deberá tener que esperar que sucede con Sarmiento (33) y Rafaela (32), que juegan hoy ......y con Agropecuario (32), Instituto (34), y Brown de Adrogué (34), todos equipos que pelean y luchan por 5 puestos pendientes para entrar al reducido.
El partido : Ante un contundente 3 a 0, es muy poco lo que se puede decir. La superioridad del violeta fue muy clara, ante un Morón que fue apenas una sombra del equipo que acostumbra ser. Quizás, el hecho de que el local sus dos primeros goles, a muy poco de iniciado el encuentro, y que el primero, y sobre todo el segundo, hayan sido en posición adelantada, pudo haber actuado como un duro golpe inesperado de entrada, y ya quedar muy limitado como para remontar esa diferencia. Lo cierto es que los de Walter Otta, en ningún momento estuvieron en partido, y nunca comprometieron la victoria del equipo de Felipe De la Riva. Tarde oscura la del Gallo, que sin embargo ostenta una buena campaña, con el primer objetivo logrado, y que, gracias a eso, pese a un mal resultado, es reconocido por la gente, que ya piensa y confía, que si no es este año, será el próximo. El destino de ascender a la "A", sigue en la cabeza de toda la gente de Morón.