Sabbatella y una misión mas que difícil : volver a hacer pie en Morón. El ex-Intendente pese a la seguidilla de elecciones perdidas quiere recobrar un protagonismo perdido y lejano

El ex-Intendente y ex-director del AFSCA, parece, ahora, muy tardíamente, estar empeñado en recuperar el terreno perdido en Morón. La tarea pinta como muy difícil. Los resultados negativos de las últimas elecciones perdidas, y la voluntad de la gente que le fue dando la espalda por sus giros políticos, parece ser que será algo extremadamente complicado y difícil de revertir para el Kirchnerista líder de Nuevo Encuentro.

Como empezó : La historia de Martín Sabbatella con Morón ya es muy extensa, y con varios capítulos. Pero también,con muchas idas y vueltas, y con decisiones muy cuestionadas, en algunos casos. Esto, evidentemente, es lo que le hizo perder la mayor parte de las voluntades que llegó a tener en algún momento en Morón. La gente, que en un principio, allá por los años 97-99, como Concejal, y dos años mas tarde, como Intendente, lo apoyó claramente, al enfrentarse al ya desgastado ex-Intendente Juan C. Rousselot. Fue cuando mantenía una alianza estratégica, que le permitió ganar las elecciones, entre el FREPASO y la UCR. Esto hay que recordarlo, porque es lo que va a permitir mas adelante, entender la pérdida de ese gran apoyo. Desde la Intendencia, logró construir un poder sólido y eficaz, siempre en sociedad con la UCR y el FREPASO, solo que ahora sumando al Socialismo, a través de la Alianza. Creó, primero el partido Nuevo Morón, que luego se transformó en EDE, para terminar siendo Nuevo Encuentro, que aún hoy persiste, pero ya sin identidad propia, sino, como una parte de lo que es el Kirchnerismo, o Unidad Ciudadana. Esto último, el giro primero tímido, y después violento que pegó Sabbatella, allá por el 2009, cuando decide dejar la Intendencia en manos de Lucas Ghi, es lo que marca el comienzo de su ocaso en Morón. Es elegido Diputado Nacional. y de ahí en mas, no para de identificarse cada vez mas fuertemente, con el Kirchnerismo. Esto, la mayoría del electorado moronense que lo había apoyado y seguido, lo toma poco menos, como una traición, y razones no faltaban. En un momento le iba tan bien en Morón, que hasta llegó a sacar cerca de un 55% de votos, incluído con corte de boleta, lo que era aún mas valioso. Pero luego, fue decayendo, elección tras elección, hasta llegar a la actualidad, donde con mucho esfuerzo, a través de Nuevo Encuentro y la candidatura de su hermano, Hernán Sabbatella, llegar a sacar cerca de la mitad de los votos que en algún momento tuvo en Morón. Ramiro Tagliaferro, con Cambiemos, logró ganarle claramente las últimas elecciones, y además, lo pudo relegar políticamente.
La complicada vuelta : Ahora, a casi 20 años de su rutilante aparición en el mapa político de Morón, y haber ingresado en un ocaso político evidente, Sabbatella se preocupó en dar a conocer su voluntad del intento de volver a recobrar lo perdido. Pero ya nada es igual en Morón, mucho ha pasado, y nada de eso, fue favorable ni para Nuevo Encuentro, ni para el Kirchnerismo, ni para Martín Sabbatella. Evidentemente que el procesado ex-director del AFSCA debe de creer que su figura en Morón puede sumar, y eso no se compadecería con la realidad, ya que tantas derrotas electorales que viene soportando su partido, y su hermano, no puede dejarse de tener en cuenta, a la hora del análisis de este nuevo intento. Una cosa, si, puede ser considerada como un acierto, y es la intención de colocar a Lucas Ghi, como candidato, ya que goza de una mucha mejor imagen que Hernán Sabbatella. De todas maneras, pese a que aún falta bastante para las elecciones, y en política, nunca se sabe ni se puede predecir con seguridad el futuro, y habrá que ver con quienes se podrá asociar, la tarea de Sabbatella de volver a ganar con su partido y recuperar el Gobierno de Morón, hoy parece, a todas luces, como una tarea demasiado improbable. La sensación que deja, es que bien se le podría adjudicar una frase muy utilizada : "...se acordó demasiado tarde".