Detuvieron en Haedo a “la Doctora Freud”. La mujer se hacía pasar por psiquiatra. A la falsa médica se le secuestraron recetas médicas truchas, muestras médicas y mas elementos


Una falsa médica que se desempeñaba como psiquiatra en distintas instituciones sin tener título universitario fue detenida por efectivos de la Policía Federal en Haedo. La aprehensión está relacionada a una causa por ejercicio ilegal de la medicina. La mujer falsificaba documentación y se desempeñaba en empleos temporarios que no exigían demasiados requisitos ni contaban con la correspondiente verificación, por lo que, con esa facilidad, podía trabajar y hasta medicar a pacientes. En los allanamientos realizados, la policía incautó historias clínicas, un listado de pacientes, dos recetas médicas con su sello y firma, además de certificados apócrifos y constancias de envíos de currículum. La mujer que en realidad es una falsa médica, tenía orden de captura solicitada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional de Instrucción Nº 49, a cargo de la Dra. Angeles Gómez Maiorano, en una causa iniciada este mismo año. Fue tras recibirse una denuncia de un centro de medicina privado, que la acusaba de no estar inscripta ni como licenciada ni como médica en ningún registro público. A continuación, detectives de la división contra la Adulteración y Falsificación de Fármacos de PFA comenzaron a realizar investigaciones para dar con su paradero. Así, se presentaron en dos domicilios de Capital Federal, en la calle Ecuador al 1500 y en Avenida Córdoba al 2700, pero allí no se la ubicó, ya que no vivía en ninguno de los dos. Luego, se recorrieron algunos centros de médicos en Capital y Provincia, donde se pudo determinar que la mujer trabajó hasta fines de febrero como psiquiatra en el Cottolengo Don Orione, en la localidad de Claypole, donde se comprobó que allí diagnosticaba y medicaba a pacientes internados por problemas psiquiátricos. Por su parte, las autoridades de Don Orione, aportaron datos, entre los cuales se hallaban algunas licencias médicas, en las que se constató que, si bien fueron expedidas por distintos médicos clínicos de un sanatorio de Ramos Mejía, los rasgos de la escritura determinaban que eran de una sola persona, por lo que se descartó que era una falsificación. Fue entonces, que los investigadores comenzaron a vigilar el lugar donde atendía la falsa psiquiatra. salió la orden de detención, y se procedió a detenerla. Además, se incautaron dos historias clínicas, un listado de pacientes que debían ser atendidos por la detenida, dos recetas médicas confeccionadas por la falsa médica con su sello y firma y dos sellos que la identificaban como médica y médica psiquiatra.