Detenido por haber cometido una entradera a una Fiscal de Morón. Se descubre que tenía orden de captura por asesinar a un policía y por eso usaba identidad falsa

El joven de 23 años, en realidad llamado Walter Daniel Gamarra, fue detenido en un domicilio de la calle Forest al 100 de Libertad, partido de Merlo.Tenía orden de captura por el asesinato, en noviembre último, del oficial José Manuel Fernández de la Policía Local en Moreno, pero fue detenido por participar en el robo a la casa de una fiscal de Morón, en agosto pasado. 
Tras intensa tarea investigativa se pudo dar con el delincuente que había asesinado al Policía y utilizaba identidad falsa. Imágenes de archivo de carácter solo ilustrativo. 

El crimen del Policía local : Una vez detenido se pudo saber quien en realidad era, porque utilizaba una identidad falsa, para eludir esa orden de captura por el asesinato del efectivo policial, que tenía 30 años, y además era instructor de tiro. Ese crimen fue cometido en la misma casa del policía Fernández, en la calle Paysandú al 5600, del barrio La Perlita de Moreno. El efectivo de la Policía local estaba en su casa, con su esposa y sus dos hijos, y fue ultimado en el momento de asomarse a la cocina, por haber escuchado ruidos. Sin su arma reglamentaria encima, trató de neutralizar a uno de los atacantes, pero recibió el disparo mortal de otro de los malhechores. 
La entradera a la fiscal : En Agosto pasado, la funcionaria judicial estacionaba su auto Audi A1, cuando fue sorprendida por los tres malvivientes, y la obligaron a ingresar a su casa, donde amenazaron con llevarse secuestrado a a su hijo de 16 años. Finalmente, los ladrones se alzaron con US$ 1.000 en efectivo, un televisor LED de 50 pulgadas, una consola de videojuegos Playstation 4, tres Smartphones, una tablet y el automóvil Audi de Barrozo que mas tarde aparecería abandonado. 
La detención : Resultaron fundamentales los datos aportados por detectives de la Delegación Departamental de Investigación (DDI) de Azul, para la detención de Gamarra en el allanamiento ordenado por el fiscal Fernando Capello, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Morón. Casualmente, esa UFI de Morón, que ordenó el operativo, es la misma donde trabaja la fiscal Ana Daniela Barrozo, la fiscal que había sido asaltada. Al detenido se le secuestraron en su domicilio, elementos robados en la entradera que sufrió la fiscal Barrozo el 17 de agosto en su casa de Castelar Norte. La investigación había ordenado intervenciones telefónicas y tareas de inteligencia que terminaron con el allanamiento y la detención del sospechoso, gracias a datos firmes, sobre que uno de los autores de la entradera en el domicilio de la fiscal, se llamaba “Bruno o Maximiliano Bustos” y que solía moverse por la zona de Libertad.