Morón y un nuevo pobre empate. Sigue dándole la razón a los pesimistas, y contradiciendo a los optimistas


Ante un rival al que siempre le cuesta mucho (ya van ocho partidos sin que el Gallo pueda ganarle a Acassuso), Morón se tuvo que conformar con un empate en 0, e irse otra vez con un sabor amargo, por no poder ganar de nuevo en su cancha , y tampoco haber podido jugar medianamente bien. 
Morón no tuvo ni claridad, ni ideas para llevarse 
esos tres puntos que tan necesarios eran

El comienzo del partido mostraba a un Morón mucho mas ambicioso, que con Junior Mendieta, como ariete, creaba aproximaciones peligrosas al arco de Susso. Pero eran solo eso, aproximaciones,lejos de crear situaciones de gol concretas. No logra Morón, con el correr de los partidos, ensamblar sus volantes con sus delanteros : hay como un cortocicuito entre ambas líneas. El visitante se sintió cómodo así, y se decidió por arriesgar cada vez menos. En el segundo tiempo, poco variaría la cosa. Quizás, un Morón mas desorientado, y un Susso mas afirmado. Así, Morón dejó escapar una oportunidad mas, y pese a una arremetida final, tanto uno como el otro, se llevaron un categórico cero, ya que ambos carecieron de aciertos ofensivos. Así se fue el partido, con un balance final, que solo dejó sensaciones de pobreza y carencias futbolísticas : uno, el Gallo, por no poder, y otro, el Quemero, por no querer.