Incontrolable inseguridad : matan a un médico policial de Morón en Castelar. Dos delincuentes también muertos


La inseguridad no cesa : otro hecho trágico en Morón y el Oeste. 
Cerca de las 20.30 de la noche del jueves 16, fue ultimado un médico policial en la calle Monteverde y Anatole France, de Castelar Sur. Identificado como Juan Pablo Garbacio, de 35 años, se desempeñaba en el Departamento de Sanidad de la policía bonaerense, en Morón. Pero hubo dos muertes mas : los dos delincuentes que intentaron asaltar al médico policial, un adolescente de 15 años y un joven de 22, que vivían en la zona de Merlo y tenían antecedentes por distintos hechos de robo. El hecho : los cuatro delincuentes venían cometiendo ilícitos por la zona y circulaban en dos motocicletas, cuando interceptan a Garbacio, que volvía a a su casa en su bicicleta mountain bike plegable vestido con ropas de civil. Los ladrones lo amenazan con armas y pretenden robarle la bicicleta, a lo que el médico se identifica como policía, extrae su arma reglamentaria y se resiste a los tiros.Se produce el enfrentamiento y tiroteo, tral el cual, cae abatido, primero, uno de los delincuentes, un chico de 15 años, de dos balazos. Los cómplices huyen, pero uno de ellos, herido, como también, el policía, que fallece tras haber recibido un tiro en la cabeza y en el tórax. En tanto, minutos después, un joven de 22 años fue abandonado sentado junto al cordón de la vereda, a metros el otro delincuente herido, fallece horas mas tarde en la Clínica Privada Libertad, de Merlo. Por otra parte, personal de la DDI de Morón estableció que estos mismos delincuentes, momentos antes, habían asaltado muy cerca de allí, a un joven al que le robaron una mochila con su teléfono celular y su billetera. Los otros dos delincuentes son buscados, tras analizarse  las cámaras de seguridad que tomaron el momento de la fuga, por  personal policial bajo las órdenes del titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Morón, Gabriel Sotelo. Las características de este hecho fueron dramáticas, y engrosa la larga lista de sucesos trágicos en la zona Oeste.