Mucho le cuesta a Morón ser algo mas que discreto y superar sus carencias. Pobre empate con Riestra




Fue un partido opaco, y no se sacaron ventajas, pese a que Morón jugó un tiempo con un hombre mas. FOTO : Fabián Acuña.

Deportivo Morón sigue siendo un equipo al que le cuesta mucho todo. Y no logra aún tener una identidad. Digamos que cuesta hallar algo por lo que se destaque en especial. No es un equipo que nunca genera una buena jugada, pero carece de un generador de juego, de un creador de fútbol, por lo que le cuesta mucho a veces armar jugadas coordinadas en ofensiva. Tampoco se podría decir que es un equipo sin gol, pero muchas veces, no todas, muestra falta de profundidad, y escasez de gol. En la defensa, no se muestra como un equipo descontrolado y que no haga pié, pero en partidos, si, parece que necesitara  alguna mayor solidez, aunque esto si, lo va logrando de a poco. Todo esto, junto, que demostraría ?, que Morón es un equipo todavía sin identidad, sin esa coherencia futbolística que le permitiría escalar en las posiciones, y adquirir una chapa de equipo a "respetar". No lo logra, entonces se pierde en una medianía en la que están la gran mayoría de los equipos de este torneo, y no logra hacer diferencias. Con Riestra, por ejemplo es una muestra de este panorama : era un partido para ganar, lo que hubiera sido muy importante, para seguir ganando, sumando y subiendo. Pero no, jugó un primer tiempo en el que pasó muy poco, donde tuvo mas tiempo la pelota, pero sin acompañarlo con llegadas profundas. En el segundo, lo juega con un hombre de mas por expulsión de un jugador local, y era el momento de aprovechar la circunstancia. Sin embargo es Riestra quien se pone en ventaja, con uno menos. Morón se va arriba con todo y empata. Despues, estuvo para cualquiera, pero nada varió, y el Gallo dejó escapar una nueva oportunidad para estar mas firme con vistas al futuro.
0