Otro empate. Otro partido que el Gallo suma de visitante. El punto ante Almagro es valioso por varias razones. Solo falta sumar de a tres como local

El punto que se trajo Morón de José Ingenieros es valioso. Porque no la pasó bien en la mayoría del cotejo, y porque lo empató cuando todo parecía caerse. Este equipo nunca se da por vencido, y confía en sus fuerzas. Por esa actitud y fuerza, los resultados siguen siendo satisfactorios.
Morón sigue su camino en el Nacional sin perder. Aunque también, sin ganar. Los empates, parece ser, que es el resultado que persigue al Gallo en el Nacional B. Por supuesto, que, según la condición, tienen distinto valor. Los empates obtenidos en condición de visitante, son bien vistos y mejor valorados. Los empates de local. en cambio, son a veces, aceptados, y en la mayoría, tomados como un paso atrás, o una oportunidad perdida. Obviamente, que también dependen de las circunstancias en particular de cada partido. Y este ante Almagro, el empate en 2, deber ser considerado como muy valioso, de acuerdo, como dijimos, a las circunstancias del partido. Porque Morón no había empezado bien, y encima un error de Milton (uno en mil) permitió a los de José Ingenieros ponerse prontamente en ventaja. Morón en ese primer tiempo fue superado, y Almagro se retiró a los vestuarios con esa mínima pero justa ventaja. En el segundo tiempo, la cosa pareció cambiar, con un mejor Morón. Mas aún, luego de conseguir el empate con gol, cuando no, del Bicho Rossi. Pero dijimos, pareció. Porque, a pesar que el Gallo estaba mejor que en el primer tiempo, tampoco le alcanzó para superar a Almagro, aunque si, para que la cosa sea mas pareja. Sin embargo, el local tenía mas agresividad, y mas insistencia, y logró a no mucho del final, ponerse nuevamente en ventaja. Ahora si, parecía que la cosa podía ser inamovible. Pero el equipo de Walter Otta, siempre confía, nunca se da por vencido, y fue. Y una vez mas, como con Chicago, por ejemplo, logra su cometido. Gran gol del Bicho nuevamente, que en el área es letal. Por todo eso, este empate, lo dijimos, es valioso, y es para festejarlo. Ahora, eso si, mirando la tabla de los promedios, con el pasar de las fechas, hay que empezar a ganar, y hacerse mas fuerte de local. Hay tiempo, y Morón tiene con que. Tranquilos.